ENERGÍA SOLAR

INSTALACIONES

Image-Placas-solares

TÉRMICA:

¿Qué es la energía solar térmica o energía termosolar?

 

Podemos definir este tipo de energía como aquella que aprovecha la energía procedente del Sol para generar calor mediante el uso de colectores o paneles solares térmicos. Este tipo de energía solar se encarga de calentar el agua u otro tipo de fluidos a temperaturas que podrán oscilar entre 40º y 50º, no debiendo superar los 80º.

 

¿Cómo funciona la energía solar térmica?

 

El funcionamiento de la captación de energía solar térmica se basa en un principio en captar los rayos solares mediante colectores o paneles solares. A través de este panel solar hacemos pasar agua u otro fluido de características similares, de esta manera una parte del calor absorbido por el panel solar es transferido al agua y de esta forma ya puede ser usada o almacenada para que hagamos uso de el cuándo lo necesitamos.

 

¿Qué instalación necesita y que uso se le puede dar?

 

Es una instalación bastante sencilla, únicamente se necesita el panel térmico ubicado en el tejado, intentando captar el mayor tiempo posible la luz solar. El circuito hidráulico formado por las diferentes tuberías, bombas o válvulas, que se encargan de conducir el movimiento del fluido caliente desde el sistema de captación hasta el sistema de acumulación. Este acumulador solar almacena el agua caliente hasta su uso. Se conecta a un intercambiador o interacumulador donde se caliente el agua que se empleara en la vivienda.

 

Este agua caliente es empleado normalmente para uso doméstico, aunque también puede usarse para calefacción.

 

FOTOVOLTAICA

La Energía solar fotovoltaica consiste en la transformación directa de la energía que irradia el Sol en energía eléctrica sin mediación de reacciones químicas, ni ciclos termodinámicos, ni procesos mecánicos.

 

¿Qué componentes tiene este tipo de instalación?

 

Sin entrar en demasiados tecnicismos que puedan complicar el entendimiento de este tipo de instalaciones, los principales elementos de una instalación de energía solar fotovoltaica son:

 

– Los módulos o paneles fotovoltaicos: Son los encargados de captar la energía procedente del sol y convertirla en energía eléctrica.

 

– Regulador de carga: Es el encargado de regular y controlar el paso de la corriente eléctrica desde los paneles fotovoltaicos a las baterías.

 

– Baterías o acumuladores solares o fotovoltaicos: Se utilizan para almacenar la energía eléctrica generada por el sistema de generadores fotovoltaicos, con objeto de disponer de ella en periodos nocturnos o en aquellas horas en que no luzca el sol.

 

– Inversor o convertidos de corriente: Su principal función es preparar toda esa energía generada o acumulada para que pueda ser consumida por las familias en sus hogares sin ningún problema.

 

¿De qué forma se puede utilizar la energía eléctrica generada a partir del efecto fotovoltaico?

 

Hay dos formas de consumir este tipo de energía.

 

1. Si nuestra instalación no tiene conexión a la red eléctrica general, nuestra energía eléctrica se almacenará en las baterías hasta que necesitemos su uso.

 

2. Con conexión a la red eléctrica general, todo nuestra energía se envía a la red como complemento para su distribución donde sea demandada.